Diario El Mundo. 21 Septiembre 2001. Edición Valencia página 9.

 

Condenan a Sanidad por que un director de área negó horas sindicales a una médico.

 

Resumen de la noticia:

 

A pesar de que un informe emitido por el Servicio de Relaciones Sindicales de la Conselleria de Sanitat expresaba la imposibilidad de denegar las horas sindicales, el director de Atención Primaria de las áreas 3 y 4, Juan Bautista Gómez decidió denegarlas. En la noticia se destaca que el citado director de área ejerce además de concejal de Policía de Sagunto y miembro de la Junta de personal del sindicato CEMSATSE.

 

Y en la página 6:

 

"La Justicia da la razón al derecho Sindical.

 

El Juzgado de lo Social número 5 de Valencia ha demostrado que los derechos sindicales de los trabajadores son intocables, por encima de los problemas de personal que tenga cualquier empresa pública o privada. Una situación que puede ser considerada desde muchos puntos de vista, pero que coincide con el sentido más democrático. Un miembro sindical elegido por sus compañeros ha de ser respetado como cualquier político con cargo en la Administración. En el caso de la Medicina la situación ha sido flagrante debido a que el sector pasa por un conflicto laboral importante al no estar establecido un criterio único sobre la jornada de los facultativos. La Justicia ha decidido no retroceder en el tiempo y mantener los derechos conseguidos en el siglo XIX. Por ello, le ha prohibido a un Jefe médico de Atención Primaria tomar decisiones que no le competen, sobre todo cuando se trataba de negar un permiso sindical del que él había disfrutado mucho tiempo. Lo paradójico es que fue bajo las mismas siglas*."

 

* Las siglas hacen referencia a que Juan Bautista Gómez denegó los permisos sindicales a un médico del CEMSATSE (sindicato del director) y a una delegada del SIMAP. Evidentemente, el SIMAP no pudo permanecer callado ante semejante atropello y tuvo que acudir a los tribunales, que han sancionado a Sanidad por vulnerar el derecho al la libertad sindical.